Saltar al contenido
Narcos Famosos

¿Cómo Transportaba la Droga Pablo Escobar?

De Pablo Escobar se ha hablado muchísimo a lo largo de los años, pero ¿alguna vez has leído detalle a detalle la forma como transportaba y camuflaba la droga? En este artículo te lo cuento todo, así que léelo hasta el final ya que el último método de transporte te causará mucha risa.

Si eres de los que prefiere escuchar que leer, puedes disfrutar de este video donde te cuento lo mismo que leerás en el artículo.

Comienzo del Negocio

Cuando Pablo se inició en el negocio, el mismo viajaba hasta Ecuador con su primo Gustavo para transportar la pasta de coca hasta Colombia. Al principio utilizaban tres carros y escondían la pasta de coca en los guardabarros delanteros.

En el primer viaje transportaron solamente cinco kilos, pero poco a poco fueron aumentando esa cantidad y al cabo de unos meses lograban camuflar hasta 20 kilos.

En un abrir y cerrar de ojos los autos se quedaron pequeños para la cantidad que necesitaban transportar, así que Pablo decidió comprar un camión carpado y esconder la mercancía en la rueda de repuesto.

Finalmente, cuando ya la droga se encontraba cristalizada, la camuflaban en maletas de doble fondo y la enviaban con pasajeros hacia los Estados Unidos. Para ese momento 1 kilogramo de la pasta cristalizada podía costar hasta 60 mil dólares.

comienzos de pablo y gustavo

Poco a poco, la demanda fue aumentando al igual que los bolsillos de Escobar, quien para traer el dinero de vuelta usaba el mismo sistema de maletas de doble fondo.

Luego Pablo dejaría de viajar el mismo hasta Ecuador y contrataría a un chofer para que hiciera ese trabajo, hasta que un día uno de sus ex socios delato la existencia del camión y Pablo y Gustavo fueron capturados por las autoridades.

Al cabo de varios meses y luego de sobornar a un juez, Pablo y Gustavo saldrían en libertad.

Si quieres conocer todos los hechos acerca de este arresto, haz clic en el siguiente enlace: Arresto de Pablo Escobar

Pablo y Gustavo Escalan de Nivel

El problema con el camión no evitó que se alejara del negocio, al contrario, estaba listo para escalar a un nuevo y más alto nivel.

Así que junto a Gustavo adquirieron un avión tipo Panther Navajo y con el llegaron a transportar desde Perú hasta Colombia unos 200 kilos por viaje.

Pablo se idearía una nueva forma para enviar la mercancía al exterior. La colocaba en las llantas de repuesto del avión y la enviaba hacia Miami para ser reparada.

llantas de repuesto del avión

Marcaban la mercancía con nombres como Esmeralda y Diamante, para que en caso de que las autoridades intervinieran alguna de sus llamadas con sus socios del exterior, pensaran que estaban hablando de piedras preciosas.

Cuando las llantas llegaban a Miami, se encontraban en tan mal estado que los empleados del aeropuerto las botaban en el basurero local, luego el camión recolector de basura las llevaba hasta el basurero principal, donde un hombre de Pablo al que le decían “blue jean” se encargaba de recogerla y llevarla hasta una bodega especial.

Luego Pablo decidiría llevar a cabo la misma operación en el aeropuerto de Nueva york dos veces por semana.

Pablo le pone el Ojo a Jamaica

Durante mucho tiempo el transporte del alcaloide se llevó a cabo sin ningún contratiempo, hasta que un día un trabajador del aeropuerto decidió poner al descubierto el novedoso sistema de Escobar.

Sin embargo, esto no arrojó ninguna pérdida para Pablo ya que uno de sus socios tenía conocimiento de que las autoridades estadounidenses habían descubierto el sistema y Pablo decidió parar los envíos.

El negocio no se acabó allí, Pablo decidió olvidarse de las llantas de repuesto y se inventó una nueva ruta.

jamaica a miami

Debido a la magnífica ubicación que tenía Jamaica, decidió enviar a algunos de sus hombres para que averiguaran alguna forma de bajar la mercancía de los aviones en el país centro americano.

Pablo, haciendo uso de su inteligencia una vez más, compró una finca en una zona donde no había población y en la parte trasera de la casa construyó una pista de aterrizaje de 1500 metros y para que las autoridades no la descubrieran, mandó a construir casas de madera con techos de paja justo encima de la pista y se trajo familias de Medellín para que vivieran ahí.

Y en este momento te preguntaras

¿Cómo hacían los aviones para aterrizar si la pista estaba cubierta con casas?

Pues bien, era tal el ingenio de Pablo que las bases de las casas eran ruedas de madera y cuando los aviones cargados con pasta del Perú llegaban, ellos avisaban por radio y las familias tenían tres obligaciones.

  • Primero, debían correr los techos de las casas para que el piloto tuviese visión de la pista.
  • Segundo, cada familia tenía 3 minutos para correr su casa rodante y de esta forma dejar libre la pista.
  • Y tercero, las mismas familias se encargaban de bajar la mercancía y montarla en un tractor que las transportaba hasta otro sitio donde se les daba el proceso final.

Los aviones eran retanqueados de inmediato con gasolina que se encontraba escondida en canecas las cuales estaban enterradas cerca del lugar.

pista clandestina

Una vez que el avión se marchaba, la pista se volvía a camuflar con las casas y solo era abierta de nuevo cuando otro avión necesitaba aterrizar.

Cuando la droga había culminado con su procesamiento, era empacada en tulas de tela gruesa y trasladada hasta uno de los puertos donde la colocaban en lanchas rápidas rumbo hacia la ciudad de Miami.

Este mismo sistema fue utilizado también en las Bahamas, Haití y Santo Domingo.

La Técnica del Bombardeo

Pero a medida que la droga entraba en mayores cantidades a Estados Unidos y el consumo en ese país aumentaba, las autoridades Norteamericanas estrechaban cada vez más el anillo y los aviones de la DEA sobrevolaban con más frecuencia las costas centro americanas, así que Pablo decidió cambiar el sistema nuevamente.

Abrió rutas en aviones con plan de vuelo que salían desde Venezuela hacia Santa Marta y la Guajira, los aviones recogían la mercancía que siempre rondaban los 200 o 300 kilos y proseguían su ruta hacia el sur de la florida.

lanchas rapidas

Este nuevo sistema llevaba por nombre BOMBARDEO y consistía en dejar caer la mercancía desde el aire en mar adentro, donde luego eran recogidas por lanchas rápidas que las llevaban hasta la ciudad de Miami. Al cabo de varios años este sistema también seria descubierto por la DEA.

Ruta a través de Chile

Una vez más Pablo cambiaría el plan. Envió a varios de sus hombres a Chile para que compraran toneles de vino chileno. Paralelo a esto los estupefacientes eran introducidos en Chile a través de la frontera con Bolivia.

Una vez la mercancía se encontraba en territorio chileno era mezclada con el vino. Para esto, Pablo utilizaba droga de la más alta pureza para así evitar que quedaran partículas flotando en el líquido y aunque con este sistema se perdía aproximadamente un 10 % de la droga, a Pablo no le importaba ya que el sistema era muy efectivo.

toneles de vino chileno

Esto mismo lo llevaron a cabo en cada uno de los países sur americanos utilizando los licores típicos de cada región, hasta que años después la DEA inventó una sustancia especial que detectaba el alcaloide en los líquidos que salían por los aeropuertos, así que una vez más Pablo tenía que ingeniarse una nueva ruta.

Toneladas a través de Barcos

Se le vino a la mente la idea de utilizar los barcos y para ello contrataba buzos expertos que colocaban la mercancía debajo de las embarcaciones en un compartimiento especial que tenían.

También utilizaba un barco que llevaba por nombre la Fanny, el cual se encontraba anclado en altamar frente a las costas de Ecuador y que iba cargado con harina de pescado.

En la Fanny, Pablo metía hasta 4 toneladas de polvo blanco en los refrigeradores, que siempre llegaron hasta el puerto de Miami sin ningún contratiempo.

barco la fanny

Otro método que utilizaba Pablo Escobar, eran aviones DC-3 que salían desde Venezuela con plan de vuelo hacia Nueva York. En el trayecto, el avión se desviaba hacia una pista clandestina en la Guajira donde era cargado con 2 paracaídas cada uno con 500 kilos.

Cuando el avión llegaba a territorio norteamericano se dejaba caer el paracaídas en una finca de alguno de los socios gringos de Pablo y el avión continuaba con su plan original de vuelo hasta llegar a la ciudad de Nueva York con carga legal de importación.

Pablo y su Flota de Aviones

Pablo se dio cuenta que el sistema más seguro y rentable era el aéreo. Coronar un solo viaje con 1000 kilos era suficiente y no importaba si la mercancía de otros aviones era confiscada.

Así que decidió armar su propia flota de aviones. Para ello, los compraba en regular estado y los mandaba a acondicionar, cada uno con capacidad de hasta 1200 kilos.

flota de aviones

Los aviones salían de noche en caravana hacia México y en un solo viaje de estos, Pablo lograba coronar hasta 15 mil kilos, lo cual le representaba unos 250 millones de dólares y cada 6 viajes equivalían a 1500 millones de dólares.

Así que se podrán imaginar cuánto dinero hacia en un solo año.

Pablo Enloquece a las Autoridades

Otro de los métodos empleados por Escobar era impregnar pantalones con el alcaloide para luego exportarlos de manera legal a varias ciudades de Estados Unidos.

Posterior a esto los pantalones eran lavados con un líquido especial y se obtenía el alcaloide en forma líquida y lo ponían a secar.

Esta era una ruta que no permitía enviar inmensos cargamentos, pero por varios meses hizo su trabajo ya que las autoridades no estaban preparadas para descubrir semejante osadía.

jeans con el alcaloide

Ahora lo interesante de esto es que una vez la ruta fue descubierta, Pablo no se detuvo, sino que siguió enviando los mismos pantalones pero sin impregnarlos del alcaloide, Pablo decía que tenía loco a las autoridades porque lavaban y lavaban los jeans y no conseguían nada.

Pues lo que hizo Pablo fue cambiar la modalidad y comenzar a impregnar las cajas donde iban empacados los pantalones y las recuperaban una vez las autoridades las botaban a la basura.