Saltar al contenido
Narcos Famosos

Juan Carlos Ramírez Abadía

Estoy seguro que recuerdas al gran Pirulito del Cartel de los Sapos. ¿Sabías que su verdadero nombre es Juan Carlos Ramírez Abadía y que su alias es “Chupeta”? quédate conmigo para que conozcas más de su vida.

¿Quién es Juan Carlos Ramírez Abadía?

Juan Carlos Ramirez AbadiaEn toda actividad humana, siempre hay alguien que se distingue, no por conseguir lo mismo y más que otros dedicados a ello si no por sus características personales, por ser una rara avis en el oficio. Juan Carlos Ramírez Abadía es uno de esos.

Muchos de los colegas del Sindicato de narcos, vienen de familia fragmentadas, de una pobreza agobiante que los llevó a abandonar los estudios para colaborar con la manutención de la numerosa prole que conforma su grupo familiar, de empleos humildes con los que no obtienen los ingresos suficientes como para financiar lo que llaman una vida decente. La vida los empujó hasta ese instante donde deciden vivir al margen y ponerlo todo a riesgo de lo que sea.

A contrapelo de la mayoría de sus colegas de sindicato, certificados todos por pesar sobre sus humanidades ordenes de captura, promesas de recompensas a cambio de información que lleve a su captura y el deseo de las autoridades judiciales de Estados Unidos de tenerlo como huésped de honor en alguno de los lugares de reclusión existentes en su territorio.

Juan Carlos Ramírez Abadía, alias Chupeta, nació el 19 de febrero de 1963, en la muy calurosa Palmira, ciudad cercana a Cali. Juan Carlos se distinguía por sus modales sofisticados, por provenir de familia de clase media alta, que luego de su grado de Economista, aspiraba verlo graduado en un costosísimo Master en administración de empresas.

¿Por qué a Juan Carlos Ramírez le Decían Chupeta?

Juan Carlos se ganó el apodo de Chupeta debido a su obsesión por las denominadas Colombinas, una popular marca comercial de una golosina que se conoce genéricamente como chupeta.

¿Cómo se Inició Chupeta en el Narcotráfico?

Juan Carlos entró en el negocio de la distribución de estupefacientes haciendo una pasantía en los laboratorios propiedad de Orlando Henao Montoya bajo las órdenes de los hermanos Rodríguez Orejuela, representantes emblemáticos del Cartel de Cali.

alias chupeta

Más adelante Chupeta escalaría posiciones hasta llegar a convertirse en uno de los líderes del Cartel del Norte del Valle.

Juan Carlos el Violento

“Chupeta” era poco dado a la discusión y a delegar ciertas tareas como la eliminación de sujetos que mostraran poca disposición a colaborar con sus objetivos por lo que él se encargaba directamente.

Esto quedó demostrado cuando asesinó a 35 miembros de la familia de Víctor Patiño, otrora miembro de Cartel de Cali quién decidió proporcionarles información a las autoridades policiales de Colombia y de Estados Unidos a cambio de beneficios procesales.  Además del exterminio de la familia Patiño, se le atribuyen los asesinatos de Juan Carlos Ortiz Escobar alias “Cuchilla” y Luis Ocampo Fómeque alias “Tocayo”.

Juan Carlos Ramírez y su obsesión con las caletas

Además de las chupetas tenía otra obsesión: Las caletas. Por tales se entienden voluminosos paquetes de dinero en efectivo que ocultaba en sus propiedades. Autoridades policiales informaron de la incautación de cuatro de ellas con montos de 68, 21 y dos de 17 millones de dólares americanos, además de 309 lingotes de oro valorados en 6,3 millones de dólares.

“Chupeta”  acostumbraba a resguardar el dinero en efectivo empaquetándolo en bolsas plásticas selladas al vacío para disminuir los efectos que la humedad causa sobre los billetes. Los expertos estiman que no menos de 2 millones de dólares en efectivo debe haber perdido en las fauces de insectos.

Juan Carlos Ramírez con el dinero producto de sus actividades ilícitas, durante su estadía en Brasil adquirió 28 propiedades inmobiliarias en su mayoría de lujo en las ciudades de Rio de Janeiro, Minas Gerais, Paraná, Santa Catarina, Porto Alegre, Rio Grande do Sul, Curitiba y Sao Paulo.

¿Cómo fue Capturado Juan Carlos Ramírez Abadía?

El fin de su sociedad con Wilber Varela alias “Jabón” lo llevó a abandonar Colombia para radicarse en Brasil, país donde recibía las utilidades de su extensa red de distribución instalada en las ciudades de Los Ángeles y Nueva York luego de pasar por una intrincada telaraña de empresas ubicadas en lugares tan distantes entre sí como Nueva York, Ciudad de México, Madrid, Montevideo con Sao Paulo como destino final a fin de complicar el eventual rastreo de fondos que las autoridades judiciales de los países donde realizan sus actividades ilícitas pudiesen hacer.

Juan Carlos Ramirez Abadia extraditado

Sus esfuerzos en burlar a las autoridades tratando de disimular sus actividades asociadas al narcotráfico y blanqueo de capitales, así como recurrir a cirugías plásticas para modificar rasgos de rostro y dificultar su identificación resultaron inútiles ya que fue capturado junto a 12 colaboradores el 7 de Agosto del 2007 como resultado final de las pesquisas en las que participaron activamente organizaciones dedicadas al combate del tráfico de drogas de Estados Unidos, Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia y España. En julio del 2008 fue entregado por el gobierno brasileño a agentes judiciales de los Estados Unidos.

La captura de Chupeta significó la caída del último narcotraficante colombiano de los años noventa; a decir de las autoridades, la cantidad de dinero producida por los negocios de Chupeta supera la de Pablo Escobar Gaviria. Se estima que llegó a poseer una fortuna que 28 mil millones de dólares.

Juan Carlos Ramírez Abadía y la Televisión

El capo aparece en la popular serie El Cartel de los Sapos bajo el nombre de John Mario Martínez, alias Pirulito. En la primera temporada es encarnado por el actor Juan Pablo Raba, mientras que en la segunda lo hace el actor Camilo Sáenz.