Saltar al contenido
Narcos Famosos

El Cartel del Norte del Valle

Entre los carteles más poderosos de la historia Colombiana figuran el de Medellín y el de Cali, pero ¿sabías que hubo otro cartel tan poderoso como estos dos llamado Cartel del Norte del Valle? Quédate conmigo para que conozcas toda su historia.

Miembros del Cartel del Norte del Valle

¿Cómo se Originó el Cartel del Norte del Valle?

Contrario a lo que muchos piensan, el Cartel del Norte del Valle se originó en el año 1978, bajo la mano de un hombre llamado Gerardo Martínez alias Drácula quien se convirtió en narcotraficante en las tierras de Santa Marta, gracias al apogeo de la marihuana.

[anuncio_b30 id=6]

Hombres como Orlando Henao Montoya alias El Hombre del Overol y Luis Hernando Gómez alias Rasguño comenzaron de la mano de Drácula, quien murió a manos de una banda llamada Los Cañaverales. A partir de ese momento Henao iría escalando posiciones hasta convertirse en amo y señor del cartel.

El Ascenso al Poder del Cartel del Norte del Valle

Todo evoluciona. En la vida es difícil salir indemne luego de ser un artífice de la crueldad, promotor de la muerte y cultivar la codicia. La mezcla de estos tres elementos suele conllevar a quebrantar la ley y de manera gruesa. La crueldad para evitar que alguien contravenga la voluntad del “Amado Líder”, la muerte como castigo definitivo para quién insista en hacerlo y la codicia como excusa para obtenerlo todo mas rápido.

[anuncio_b30 id=5]

En los años 90, dos organizaciones dominaban el mercado de drogas para ser consumidas con fines recreativos en el mundo. Tales organizaciones, fueron el aporte de América Latina a la globalización, pues se trataba de auténticas transnacionales cuya producción era para fines de exportación y era tal la cantidad de dinero que sus operaciones producían que se veían en la obligación de crear una telaraña de empresas en muchos países para traer de regreso las utilidades derivadas de la inversión en cultivos, logística, sobornos, entre otras tareas necesarias para alcanzar el logro del objetivo.

El fin de una era

La hegemonía llegó a su fin, a consecuencia de la determinación del Estado colombiano y el complejo de Sheriff, en búsqueda de hacer justicia tan propio del modo de ser de los estadounidenses. La colosal fortuna y el arrojo del grupo de patrones no fue suficiente para contener el acoso y librarse del largo brazo de la justicia que a algunos los atrapó con vida y hoy purgaron o purgan gravosas condenas en cárceles de Estados Unidos y Colombia.

[anuncio_b30 id=2]

Ciertamente, las autoridades de esos países con la cooperación de las de otros lograron desmantelar dichas organizaciones criminales, pero la necesidad de consumir alcaloides se mantenían y muchas rutas seguían vivas. Era tal el volumen de polvillo blanco que salía hacia los mercados de consumo que resultaba casi imposible para los agentes de la ley descubrirlas todas.

Escobar, Rodríguez Orejuela, Herrera, Rodríguez Gacha, Santacruz, Lehder. Los de Medellín o de Cali habían dejado una escuela y el negocio quedó acéfalo. La demanda seguía insatisfecha y alguien tenía que continuar la tarea de mantener a la clientela. Los cerebros de la industria estaban bajo custodia de las autoridades o habían sido abatidos en medio de una persecución implacable; por ello el negocio quedó en manos del Cartel del Norte del Valle.

¿Dónde Operaba el Cartel del Norte del Valle?

Precisamente se llamaba Cartel del Norte del Valle porque operaba en el norte del valle de Colombia, en las ciudades de Buenaventura y Cali. Gracias al dominio que ejercían en estas zonas exportaban toneladas de droga desde la costa pacífica colombiana.

Desde el puerto de buenaventura salían lanchas rápidas y barcos pesqueros cargados del polvo blanco directamente hacia México, para posteriormente ser introducido en suelo Estado Unidense.

puerto de buenaventura
Puerto de Buenaventura

[anuncio_b30 id=9]

[anuncio_b30 id=8]

Expertos estiman que el Cartel del Norte del Valle exportaba solo a los Estados Unidos más de 500 toneladas mensuales de cocaína y se les acusó de establecer alianzas estratégicas con el grupo armado denominado Autodefensas Unidas de Colombia que formaba parte de la lista publicada por el gobierno de los Estados Unidos de organizaciones catalogadas como terroristas.

La labor de la mencionada organización terrorista con vinculaciones tanto como en la política de la nación neogranadina como en los gremios empresariales, consistía en las labores de vigilancia de cultivos y laboratorios de producción de cocaína en territorio colombiano.

El Cartel del Norte del Valle vs El Cartel de Cali

Los del Norte del Valle y los de Cali nunca tuvieron la mejor de las relaciones. Durante la guerra contra Escobar los del Norte del Valle se pusieron del lado de los de Cali, y por algún tiempo se colaboraron entre ellos, pero nada más.

Luego de la caída de los líderes de Cali, Los del Norte del Valle aprovecharían la oportunidad para convertirse en los nuevos reyes de la ciudad.

En mayo de 1996, asesinan a Nicol Parra, uno de los mejores sicarios al servicio de los caleños. En ese mismo atentado salió muy mal herido William Rodríguez Abadía, hijo mayor de Miguel Rodríguez Orejuela.

Atentado contra William rodriguez abadia
Lugar del atentado contra Nicol Parra

Al siguiente día un importante jefe de sicarios del cartel de Cali que le decían El Capí seria asesinado. Horas más tarde otros siete miembros del cartel también serían dados de baja. Días después, otro miembro del cartel llamado José Alcides Loaiza alias el Cejo, fue asesinado en un supermercado en Barranquilla.

El Cartel de Cali no respondió con violencia, sino que a través de un abogado le enviaron una carta a Rasguño. La carta decía que, si seguían con sus ataques, los iban a exponer públicamente ante las autoridades a ellos y a los integrantes de las fuerzas públicas que colaboraban con ellos.

De esta forma los del norte del valle decidieron ponerle fin a sus ataques y la guerra terminó.

El Cartel del Norte del Valle se Divide

Luego de la muerte de Orlando Henao la unidad de mando necesaria para que la misma trabajase de manera coordinada desapareció. Todos se creían capaces de hacerlo mejor que los otros por lo que en muy poco tiempo el cartel se dividió en dos facciones con Comandantes y ejercito propio.

En una esquina, Diego Montoya Sánchez con un grupo armado que se hacía llamar “Los Machos” y en la otra, su otrora lugarteniente Wilber Varela, alias “Jabón” quién comandaba a “Los Rastrojos”. Todo servido para que empezara la orgía de destrucción y muerte que puso fin a la existencia de no menos de 2.000 personas.

El conflicto se origina a partir del desacuerdo de Montoya Sánchez con la determinación y ejecución de Miguel Solano, alias “Miguelito” por parte de Varela sin haberlo consultado; tal y como aprendieron en la vieja escuela del Cartel de Cali.

Varela tenía serios problemas para reconocer a la autoridad y para establecer relaciones cordiales con el resto del mundo, razón por la cual trabajaba por cuenta propia sin consultar a nadie.

El Fin del Cartel del Norte del Valle

En el 2008; Wilber Varela cuya cabeza fue tasada por la justicia de los Estados Unidos en 5 millones de dólares; fue asesinado en Mérida, Venezuela por uno de sus antiguos asistentes en materia de sicariato: Luis Enrique Calle Serna, alias “Comba”. Un año antes, Diego Montoya había sido detenido por un grupo de comando del Ejército colombiano y extraditado a los Estados Unidos.

La historia resultó tener el mismo final. Wilber Varela, el sicario sustituyó a su jefe Orlando Henao Montoya. Luis Calle Serna quedó con el control del cartel una vez acabó con la existencia de su jefe Wilber Varela.

Se tomó para sí los 1.300 kilómetros de costa del Pacífico colombiano, selvas y ríos escasamente vigilados, contactos con el cartel de Sinaloa para obtener cooperación para introducir drogas en el apetecido mercado de los Estados Unidos, un ejército de 1.200 hombres que actuaba en coordinación con grupos armados con objetivos políticos de distinta orientación ideológica como el Ejército de Liberación Nacional y las Autodefensas Unidas de Colombia para vigilar unas 21.000 hectáreas sembradas de plantas de coca y amapola mas su entrada en la lista de los más buscados de la DEA. Una herencia nada despreciable.

Juan Carlos Ramírez Abadía alias chupeta fue capturado en Brasil en agosto de 2007.

El Cartel del Norte del Valle y la Televisión

En la popular serie de televisión El Cartel de los Sapos se narran todos los hechos relacionados con el Cartel del Norte del Valle.