Saltar al contenido
Narcos Famosos

Pinina

pininaJhon Jairo Arias Tascón, alias Pinina es un producto más de esa fábrica incesante de pobres que es América Latina, concretamente Colombia. Nacido en 1961 se inició a muy temprana edad en su carrera delictiva como un malhechor de poca monta.

La mayoría de ellos va superando etapas asociándose con otros “productos” como el que se reúnen para emprender nuevos proyectos cada vez más ambiciosos, hasta que se encuentran con la policía que los combaten o con alguna víctima debidamente entrenada para enfrentar situaciones como esas. En ambos casos, la probabilidad de que alguien ponga fin a su vida es elevada. La tercera posibilidad es que salga airoso de la incursión y se apreste a subir al siguiente escalón.

[anuncio_b30 id=6]

Pinina medía 1.64 metros de altura, era una persona seria, alegre y que quería mucho a su familia. Tenía una inteligencia impresionante, el mismo Popeye dijo que de no haber muerto se hubiera convertido en el segundo Pablo Escobar. Al igual que su patrón era hincha del independiente de Medellín.

¿Por Qué a Jhon Jairo Arias Tascón le Decían Pinina?

Le decían así porque su voz recordaba al personaje de una novela representada por la actriz argentina Andrea del Boca, razón por la cual hablaba muy poco; lo que le daba un aire misterioso que contribuyó a crearle la imagen de alguien muy discreto.

[anuncio_b30 id=5]

Era muy contradictorio que alguien de contextura frágil y voz poco varonil, características que causaban gracia entre amigos resultara un sujeto frío, calculador y casi infalible a la hora de tramar alguna cita anticipada con la muerte de una víctima seleccionada previamente o eventos que causaran muertes de forma masiva. Había que pensarlo para armar un chiste acerca del Pinina, las consecuencias podían ser mortales.

¿Cómo se Inició Pinina en el Cartel de Medellín?

Nunca pensó que robarse el reproductor de un vehículo estacionado en las adyacencias del Cementerio de San Pedro, en Medellín, Colombia sería su pasaporte para iniciar una fulgurante carrera delictiva que lo colocaría de quinto en el orden de importancia en la jerarquía del omnipotente Cartel de Medellín.

El reproductor en cuestión estaba debidamente instalado en el auto que usaba un tal Pablo Escobar Gaviria para sus desplazamientos por la ciudad que le servía como base de operaciones. El Patrón, envió a uno de sus colaboradores a ubicar al arrojado responsable de tamaña acción; pero no con la intención de castigarlo; sino para sumarlo a su equipo de agentes, pues le pareció harto ingenioso el método utilizado para sustraer el aparato.

Una vez ubicado y entrevistado el talentoso Jhon Jairo, fue reclutado por el magnate para que empezara a prestar servicios en tal vez la organización criminal más célebre que haya conocido la historia de la humanidad.

[anuncio_b30 id=2]

El señor Arias Tascón, además de un ladrón habilidoso y un inescrupuloso artesano del asesinato; conocía plenamente los recovecos y la fauna que pululaba por los barrios bajos de Medellín por lo que se le encomendó la tarea de reclutar jóvenes con el fin de conformar un ejército particular que sirviera a los fines que la Junta Directiva del Cartel se trazara en su visión del negocio.

Pinina adquiere responsabilidades elevadas

Los trabajos encomendados a Pinina iban creciendo en complejidad debido al status de los personajes que sus jefes requerían fueran borrados de la lista de habitantes del planeta Tierra. Su primer trabajo de este tenor fue el asesinato del Ministro de Justicia en funciones, un destacado abogado que había manifestado su intención de iniciar una guerra frontal contra las organizaciones dedicadas a esos oscuros fines de nombre Rodrigo Lara Bonilla.

ministro rodrigo lara b
Rodrigo Lara Bonilla

[anuncio_b30 id=9]

[anuncio_b30 id=8]

Para ello, coordinó acciones con sus socios en el crimen Byron de Jesús Velásquez e Iván Darío Guizao Álvarez consiguiendo el objetivo y pasando inmediatamente a otras operaciones en el marco de la guerra que los muchachos de la ciudad capital del Departamento de Antioquia le declararon a la sociedad colombiana. Una vez iniciados los actos de guerra, no parecían tener fin.

La lista de Pinina

Al mencionado asesinato de Rodrigo Lara Bonilla, le siguió el de Guillermo Cano Isaza quien en ese momento ejercía el cargo de Director del diario “El Espectador”, luego le sobrevino una explosión de un artefacto explosivo en la sede del mismo diario, después el asesinato del Coronel Jaime Ramírez Gómez, seguido por el secuestro y muerte del Procurador Carlos Mauro Hoyos.

A ese hecho se le sumó el asesinato del Gobernador de Antioquia Antonio Roldán Betancur, para luego continuar  con el del Coronel Valdemar Franklin, posteriormente acaeció el atentado al edificio sede del Departamento Administrativo de Seguridad que causo la muerte de 52 personas, en las investigaciones su nombre fue mencionado entre los responsables de la voladura del avión de Avianca que cubría la ruta entre Bogotá y Cali en el que debía embarcar el entonces candidato presidencial César Gaviria Trujillo y que causó la muerte de 110 personas.

El magistrado Hernando Baquero Borda siguió en el turno de la fila de atentados, para luego continuar con otro candidato presidencial como lo era Luis Carlos Galán. Como si fuera poco, se le suman todas las actuaciones contra los archirrivales del Cartel de Cali.

¿Cómo Murió Pinina?

En junio de 1990, la empleada doméstica de Pinina, que era esposa de uno de los miembros del bloque de búsqueda, atraída por la recompensa que se ofrecía por la captura de este, decidió dar la información de su paradero. De inmediato la policía Nacional de Colombia arma un operativo para su captura.

Arias Tascón se encontraba en un apartamento ubicado en la urbanización El Poblado de la ciudad de Medellín en compañía de su esposa y de su hija con apenas seis meses de vida. Pinina intenta escapar saltando por la ventana ubicada en el tercer piso del edificio para caer en la planta baja y de allí evadirse saliendo por el sótano del mismo.

En la arriesgada maniobra, se lesiona el cráneo, se fractura un tobillo y sufre una severa contusión en su brazo derecho. A pesar de sus graves heridas, logra alcanzar el vehículo que usaba para sus desplazamientos pero observa que el estacionamiento estaba lleno de policías que seguían su huella.

Como pudo subió al primer piso, donde otro grupo de agentes del orden público lo identificaron, le dieron la voz de alto a lo que Jhon Jairo respondió disparándoles, luego de lo cual se desató un intenso tiroteo que culminó con el abatimiento del activamente solicitado.

La Venganza de Pablo Escobar por la Muerte de Pinina

Pocas horas después del deceso Escobar en venganza, manda a colocar un carro-bomba en las puertas de la Comisaría de la Policía del sector donde fue ubicado, causando graves daños en las adyacencias cuya reposición se estimaba en unos mil millones de pesos y que dejó cuatro muertos y noventa heridos. También ordenó que aumentara el asesinato de policías.

Pinina y la Televisión

Pinina, al igual que muchos de los miembros del Cartel de Medellín, aparece en distintas series de televisión:

  • En Escobar, El Patrón del Mal aparece bajo el nombre de John Mario Ortiz, alias “El Chili” y el actor que lo representa se llama Anderson Ballesteros.
  • En la serie “Bloque de Búsqueda” aparece bajo el seudónimo de “Pinocho” y el actor que le da vida a su papel es Sebastián Boscán.