Saltar al contenido
Narcos Famosos

Tres Interesantes Anécdotas sobre Pablo Escobar

Si estas aquí es porque quieres saber mas sobre “El Patrón del Mal” pues en este artículo te voy a hablar sobre tres interesantes anécdotas sobre la vida de Pablo Escobar.

Primero te voy a hablar sobre la vez que Pablo se tomó un café con unos policías y estos no lo reconocieron, luego te contare sobre la vez que Pablo Escobar fue víctima de la delincuencia común y por último una vez que Pablo escapó de las garras de la muerte.

Leelo hasta el final si no te quieres perder ninguno de los detalles acerca de esto. Ahora, si eres de los que prefiere escuchar que leer, puedes ver el siguiente video, el cual contiene la misma información que encontraras en el artículo.

La Policía no Reconoce a Pablo Escobar

Pocos meses antes de estar recluido en la cárcel la catedral, Pablo se encontraba escondido en una finca en una localidad a una hora de Medellín junto a su hermano Roberto y un empleado llamado German Martínez.

Aproximadamente a las 7 de la mañana, German salió a comprar leche, pero cuando regresó, regresó acompañado por cuatro policías y una mujer inspectora. Asustado, entró a la habitación donde se encontraba Pablo y su hermano y les dijo que afuera estaba la ley y que se encontraban allí averiguando sobre la muerte de una persona que había ocurrido el día anterior.

La policía simplemente quería saber si habían escuchado algo y a todos los vecinos del sector le habían hecho la misma pregunta.

anecdotas de pablo escobar

Roberto se puso una peluca de color claro y salió a hablar con ellos. Les ofreció café con leche, pan y unos huevos revueltos que les preparó German. Posteriormente apareció Pablo, también vistiendo una peluca e increíblemente se sentó a hacerle compañía a los policías. Roberto aprovechó la ocasión para invitar a más vecinos del sector para que se sumaran a la reunión.

El episodio terminó en una reunión de vecinos y la policía del lugar hablando de la inseguridad del sector.

Por insólito que parezca la policía nunca se dio cuenta de que la persona que tenían frente a ellos era el mismísimo Pablo Escobar.

Escobar es Víctima de la Delincuencia

La siguiente anécdota ocurrió luego de que Pablo se fugara de la cárcel la catedral.

Para ese momento era fuertemente perseguido por las autoridades y para huir de estas, en ocasiones este se escondía en casas donde Vivian familias y una de las cosas más difíciles de mantener era la seguridad personal. Nadie podía saber dónde se encontraban, ni siquiera su propia familia, ya que ellos eran vigilados y además era una forma de protegerlos.

Escobar fuertemente perseguido

Las salidas de la casa donde se escondían eran mínimas y solo se hacían cuando eran estrictamente necesarias. Cuando alguien salía de la casa, tenía un tiempo específico para ir y volver. Una diligencia no podía durar más de una hora y en caso de superar el tiempo límite, se esperaban diez minutos más y si tampoco llegaba la persona, se preparaba todo para cambiarse de lugar.

El temor de Pablo era que atraparan a uno de sus hombres y a través de torturas lo hicieran revelar su ubicación.

Cuando la persona regresaba de hacer la diligencia también se llevaba a cabo un protocolo, ya que antes de entrar a la casa debía dar varias vueltas, igualmente desde dentro de la casa se vigilaba a la persona que regresaba para estar seguro de que nadie lo seguía.

Viviendo en la Casa sin Temor

Pablo le pidió a la señora de la casa que invitara a sus amistades a tomar el té por las tardes, para que la casa pareciera como la casa de una familia común y corriente y no levantar sospechas, incluso le decía que dejara la puerta abierta por varias horas y Pablo, su hermano y sus hombres permanecían en el segundo piso de la casa. Pablo siempre decía que mientras más natural se hicieran las cosas, más seguros estarían.

En una de esas ocasiones, Pablo logró escuchar que una de las visitas hablaba sobre la increíble fuga de Pablo Escobar de la cárcel la catedral y de la suerte que tendría la persona que supiera de su paradero para cobrar la maravillosa recompensa de 1000 millones de pesos que ofrecían por él.

A Pablo le causó gracia que nadie sospechaba que se encontraban un piso debajo del hombre más buscado del mundo.

Pablo sin temor

Luego de unos 20 días escondidos en esa casa, Pablo decidió que era tiempo de marcharse ya que pasar más tiempo ahí podía ser riesgoso. Así que junto a uno de sus hombres llamado Otoniel González alias Otto, partió hacia una casa que ya le habían alistado, ubicada en el centro de la ciudad.

Pablo le dijo a su hermano Roberto que lo visitaría cada tres días por las noches, sin embargo una de esas noches Pablo no apareció y en su lugar lo llamó por teléfono para que Roberto fuera a visitarlo a él.

Pablo le dijo que fuera hasta una iglesia llamada iglesia metropolitana y que allí recogiera a uno de sus hombres llamado Godoy, quien lo guiaría hasta el nuevo sitio donde este se encontraba.

Cuando Roberto llegó a la casa, le llamó la atención que el carro de su hermano no estaba, Pablo le dijo que tenía que contarle una historia increíble que le había pasado ese mismo día.

En Busca del Correo

Godoy era el encargado de recoger el correo, el cual recogía todos los días a las 7 de la noche, ya que a esa hora las calles estaban repletas de gente y en caso de que alguien lo descubriera sería mucho más difícil una persecución.

Godoy se llevaba el Renault 4 propiedad de Pablo y lo escondía unas cuadras antes de llegar al sitio de encuentro con la persona que le entregaría el correo. Hacía esto para que la persona no pudiese identificar el auto.

Godoy y el mensajero eran a su vez vigilados sin que ellos lo supieran por un tercer empleado de Pablo, quien tenía contacto directo con el capo a través de un beeper. Pablo lo hacía por precaución, en caso de que a alguno de ellos lo siguieran o que decidiera traicionarlo.

El auto de Escobar

Si algo sospechoso pasaba, este le enviaba un mensaje en clave a Pablo que decía “Favor llamar a la abuelita” si Pablo recibía ese mensaje, ya sabía que corría peligro y de inmediato se iba del sitio donde se encontraba.

Esta operación no duraba más de 15 minutos y antes de subirse al auto para regresar, Godoy debía de asegurarse que nadie lo estaba siguiendo, ni siquiera la misma persona que acababa de entregarle el correo.

Pablo le dijo a Roberto que esa noche cuando Godoy regresaba con el correo, no le pudo abrir enseguida porque no escuchó el pito del auto y además se encontraba viendo las noticias de la noche. Cuando por fin escuchó el auto, Pablo salió corriendo hacia el garaje y abrió las dos puertas.

La Delincuencia Común Aparece

Pero justo en el momento en que Pablo se encontraba sosteniendo la puerta y Godoy entrando con el auto, dos muchachos muy jóvenes aparecieron montados en una moto y uno de ellos sacó un arma.

De inmediato el  muchacho armado se acercó a la ventana de Godoy y le apuntó a la cabeza. Pablo se quedó inmóvil y por un momento pensó en utilizar una de las pistolas sig sauer que llevaba consigo, pero al final decidió no hacerlo.

El hombre armado le dijo a Godoy que se bajara del auto, Godoy dudó en hacerlo pero Pablo se acercó un poco y le dijo que lo entregara y que no se preocupara por lo demás.

En ese momento el asaltante miró a Pablo Escobar de frente y justo cuando este pensó que lo reconocería, el hombre le dijo “no te muevas que para ti también hay bala”

robaron a Pablo Escobar

Godoy se bajó rápidamente del auto y los dos hombres se fueron, uno en la moto y otro en el auto.

Lo que más le dolió a Pablo, fue que los hombres se llevaran el correo. Era un sobre grande con cartas de su esposa, sus hijos, su mama, sus empleados y de sus abogados y políticos amigos.

En ese momento Pablo le soltó una frase muy curiosa a su hermano “para que veas hermano lo insegura que se ha vuelto esta ciudad”

A Pablo le causó mucha risa que dos simples peladitos hubiesen logrado lo que cientos de soldados y policías no habían podido hacer en toda la vida.

Luego de haber contado el episodio, Pablo le pidió a Roberto que lo llevara a otra vivienda ya que era cuestión de tiempo para que los dos jóvenes se dieran cuenta de que lo que tenían en sus manos era el correo de Pablo Escobar.

Pablo Casi Pierde la Vida

La última anécdota que te voy a contar fue cuando Pablo escapó de las garras de la muerte.

Pablo tenía una flota de varios helicópteros que utilizaba para moverse de un sitio a otro y para trasladar a personas con las que necesitaba reunirse.

A mediados del año 87, Pablo se encontraba junto a varios de sus hombres en uno de sus helicópteros, regresando de buscar un dinero que había llegado  de Panamá. Justo cuando se encontraban sobrevolando las selvas chocoanas, el helicóptero presentó unas fallas técnicas lo que los obligó a realizar un aterrizaje de emergencia.

pablo junto a sus hombres

En esas selvas, Pablo conoció una tribu indígena llamada los Murri y entabló una excelente amistad con el cacique, quien le comentó que estaban trabajando en la construcción de una escuelita y que con mucho esfuerzo poco a poco la iban terminando.

Pablo le pidió una lista de todo lo que necesitaban para ponerla en funcionamiento y le prometió al jefe de la tribu que regresaría en menos de un mes con todo el material.

Material para los Niños

En tan solo dos semanas, Pablo regresó con cajas llenas de lápices, colores, cintas, cuadernos, libros, tizas, plastilina y demás útiles escolares. Los niños al ver semejante regalo comenzaron a saltar de alegría, felices porque finalmente iban a poder terminar la escuela de la comunidad.

Esa noche, la tribu organizó un rito especial para agradecerle a los invitados por su maravilloso gesto. Pablo y sus hombres permanecieron durante cuatro días compartiendo con la tribu, comiendo su comida típica y escuchando sus canciones.

helicóptero de pablo

Para trasladarse hasta la selva, lo habían hecho en dos helicópteros, un Bölkow doble turbina y un iwis 500, Pablo había viajado hacia la selva en el Bölkow, pero para el regreso decidió hacerlo en el iwis.

El Accidente

Ya estando en el aire, el iwis 500 comenzó a presentar fallas, se le había dañado nada menos que el rotor de la cola, que es el sistema que permite la estabilidad del helicóptero. Estaban a pocos segundos de irse a pique y el piloto se estaba desesperando, sin embargo, logró calmarse y avisarle por radio al otro helicóptero que se iban a estrellar.

La aeronave se fue a tierra, primero chocó contra unos pinos altos y luego fue a dar a un barranco, pero por fortuna terminaron cayendo en un área pantanosa lo que ayudó a amortiguar el golpe.

Pablo fue el primero en salir, un poco raspado y aturdido, pero en buenas condiciones de salud y ninguna persona perdió la vida en el accidente.

fatal accidente de pablo escobar

El otro helicóptero ya se encontraba aterrizando y Pablo y uno de sus hombres corrieron para abordarlo. Pablo le dijo al piloto del helicóptero accidentado que se quedara para que enfrentara la situación con las autoridades.

Una vez el helicóptero alcanzó los primeros metros de altura, Pablo tomó su maletín que estaba a un lado del asiento y lo abrió desde la ventana, dejando caer así cientos de billetes de mil y dos mil pesos.

Tanto los policías como los chismosos que se encontraban en el lugar del accidente, salieron corriendo detrás de los billetes que caían del cielo como si fuera un regalo del mismo Dios.

Nadie supo jamás que el hombre que se había salvado de puro milagro había sido el mismísimo Pablo Escobar.